Beneficios de operar con LEBACS

  • Liquidez

    Liquidez

    Tienen mercado secundario; es posible venderlas en cualquier momento.

  • Seguridad

    Inversión más segura

    Es un activo emitido por el Banco Central, de renta fija y a corto plazo.

  • Sencillez

    Sencillez

    La operatoria es tan sencilla como la de un Plazo Fijo.

  • Tasa de Interes

    Tasa de interés

    En la actualidad las Lebacs pagan una tasa de interés superior a la de los Plazos Fijos.

Preguntas frecuentes

El primer requisito para operar LEBACS es tener una Cuenta Comitente en Portfolio Personal. Si aún no la posees, aquí podés ABRIR CUENTA.

Todos nuestros clientes pueden operar por 3 canales:
1. A través de la Plataforma Web
2. Enviando órdenes por e-mail
3. Por teléfono

Operatoria web
Desde la Plataforma de Trading - y cargando tu usuario y contraseña - podés ingresar licitaciones de LEBACS desde la opción OPERAR -> LEBACS.

Operatoria por teléfono
Durante los días hábiles y en el horario de operación del mercado, podrás contactarnos por teléfono para solicitarnos una operación llamando al número 0800 345 7599.
Las Letras del Banco Central (LEBAC) son títulos de deuda de corto, mediano y largo plazo que licita la autoridad monetaria periódicamente, y se han convertido en una de las herramientas de política monetaria importante para la entidad. Conceptualmente, son como un Plazo Fijo hecho en el Banco Central en lugar de un banco comercial.

Estas letras se emiten con descuento, funcionando como un bono cupón cero; es decir, que amortizan la totalidad del capital al vencimiento y no hacen pagos de interés.
Similares a las LEBACs, las Notas del Banco Central (NOBAC) son bonos de mediano plazo (3 años) emitidos por el Banco Central de la República Argentina. Pagan intereses semestralmente, con un principal abonado al vencimiento.
Los riesgos asociados a la inversión de Letras y Notas del Banco Central son los mismos al de cualquier otro activo de renta fija. Riesgo de pérdida de poder de compra, riesgo de devaluación –en caso de las letras en pesos-, riesgo de tasas de interés o riesgo del default. Aunque es último entendemos en muy contenido producto de que el deudor es del Banco Central
Los activos financieros conllevan diferentes niveles de riesgo. Este último generalmente se mide por la probabilidad de que la inversión reciba el impacto de hechos impredecibles (positivos o adversos) que puedan impactar sobre el cumplimiento de los retornos esperados.

La realidad es que este nivel de riesgo de una inversión está directamente relacionado con la rentabilidad esperada. Así es cuanto más inciertos sean la evolución y el resultado de una inversión -y en consecuencia, el riesgo que ella implica-, mayor será la rentabilidad que exija el inversor.

En consecuencia, son muchas las variables que el inversor debe considerar a la hora de tomar una decisión financiera. Estas variables, de hecho, son las que definen un perfil de inversor que resultará clave para ayudarlo a encontrar que productos financieros encajan con sus necesidades y preferencias.

Para comenzar con este perfil se puede empezar por contestar algunas preguntas como cuál es la situación financiera de la que se parte (ingresos, egresos, patrimonio y capacidad de ahorro), los objetivos, y del tiempo para alcanzarlos –horizonte de la inversión-. A la vez que se deberá sumar también otros factores que influyen como la edad, los conocimientos financieros y lógicamente la tolerancia al riesgo.

Usualmente, se identifican tres perfiles:

Conservador: Son quienes prefieren una inversión con mayor grado de certeza en el futuro, resignando obviamente rendimientos. Por ende, son inversores que se caracterizan por ser menos tolerantes al riesgo.

Moderado: Es una posición intermedia. Representa a quienes están dispuestos a tolerar un cierto riesgo, para aumentar su rentabilidad. Suelen tener carteras más diversificadas en cuánto a sus instrumentos.

Agresivo: Con esta definición se identifican los inversores más más arriesgados, que optan por instrumentos de inversión que implican menor grado de certeza, pero mayor promesa de ganancias futuras.

Para ayudar a definir el perfil, el inversor se puede ayudar en un test. Entre ellos, destacamos el del Comisión Nacional de Valores (CNV) en http://www.invertir.gob.ar/secciones/cutiles/testdelinversor.aspx

Para finalizar, lógicamente, debemos responder ¿en qué perfil entran las letras del BCRA? Estas suelen identificarse con un perfil de inversor de riesgo CONSERVADOR. Su emisor, el BCRA, es considerado libre de riesgo.
Mediante un sistema de adjudicación holandés; es decir, por precio único. Esto significa que el precio definido en la licitación en el tramo competitivo se hace extensivo a todas las posturas que sean aceptadas. A través del mismo las ofertas recibidas serán adjudicadas comenzando con las ofertas que soliciten la menor tasa y continuando hasta agotar la totalidad de los títulos disponibles.
En todas las colocaciones existen dos tramos: uno competitivo y otro no competitivo.

El tramo competitivo es destinado a entidades financieras, cambiarias, Fondos Comunes de Inversión, A.R.T., Compañías de Seguros, y personas físicas o jurídicas con ofertas por un importe total igual o superior a $VN o USDVN 1.000.000.

En cambio, el tramo no competitivo es destinado a personas físicas y jurídicas, individuales con ofertas que deberán ser inferiores a $VN o USDVN 1.000.000. El precio a ser asignado a este Tramo, será el de corte del Tramo Competitivo.
Es un mecanismo para la adjudicación de ofertas en una licitación. A través del mismo las ofertas recibidas serán adjudicadas comenzando con las ofertas que soliciten la menor tasa, y continuando hasta agotar la totalidad de los títulos disponibles. La adjudicación se realizará a un precio único – la mayor tasa aceptada - para todas las ofertas aceptadas. Esa tasa se denomina tasa de corte.
Sobre el tratamiento impositivo del activo, recomendamos dirigirse a las páginas de la Comisión Nacional de Valores y las entidades de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, entre otras. También sugerimos consultar con su asesor contable.
  • Seguinos